sábado, 11 de junio de 2016

Un tren made in Argentina

Sábado, 11 de junio de 2016.

Es liviano, no contaminante y unirá los principales atractivos turísticos y todos los sistemas de transporte de esa ciudad. Fue desarrollado por un grupo de ingenieros argentinos. El domingo fue inaugurado de manera experimental y empezará a circular el 5 de agosto.



Un tren liviano no contaminante y diseñado por un grupo de ingenieros argentinos cruzará Río de Janeiro en los Juegos Olímpicos y servirá no sólo para unir los atractivos turísticos de esa ciudad, sino también todos los sistemas de transporte durante la máxima cita deportiva mundial.

El tren, llamado VLT, es un sistema de transporte sobre rieles que tiene la capacidad de trasladar muchos pasajeros en forma simultánea e integrar las terminales ferroviaria, el aeropuerto y la zona de playas de Copacabana, entre otros sitios emblemáticos de Río. El proyecto se inició en 2008 y luego de pasar todas las etapas de aprobación y licitación por parte de la Prefectura y de las autoridades cariocas, se inauguró el domingo pasado de manera experimental entre las 12 y las 15, mientras que para el 5 de agosto está previsto que circule las 24 horas.

“Aprovechando que las autoridades de Río querían renovar la parte antigua de la ciudad y que se desarrollaba la zona denominada Puerto Maravilla, presentamos esta propuesta de transporte nuevo y diferente”, explicó Rubén Cano, director del proyecto. Precisó que la particularidad de los VLT (Vehículo Liviano sobre Rieles) es que “transporta mucho más pasajeros que los sistemas de ómnibus –se estima que podrá llevar hasta 190.000 pasajeros por día el año próximo– es eléctrico, por lo que no contamina, y tiene prioridad semafórica en los cruces”.

El tren liviano que se desplazará por las calles de Río “circulará a una velocidad promedio de 15 kilómetros por hora y si tuviéramos que asemejarlo a un transporte de la Ciudad de Buenos Aires se lo podría comparar con el Premetro o con los VLT que cruzan Puerto Madero”.

“La diferencia es que el VLT de Río de Janeiro no es un apéndice del subte, va en forma paralela y unifica la terminal ferroviaria con el centro histórico de la ciudad, la zona de playas y otra en la que hay museos, cines y entretenimientos”, destacó Cano.

Sostuvo además que “tiene la particularidad de ser integradora de todos los sistemas de transporte que hay en Río, los trenes suburbanos, el aeropuerto, los ómnibus, el metro y la zona de playas”. “Un turista que no habla portugués se le hace muy difícil preguntar dónde para tal o cual ómnibus o dónde termina su recorrido el subte y con qué lo conecta, con el VLT ahora tendrá un mapa de la ciudad y podrá interconectar los distintos puntos de la ciudad”, aseguró.

Cano apuntó en este sentido que “una persona podrá decir ‘me tomo el subte hasta tal punto luego el VLT y después un ómnibus’ todo en un mismo recorrido”.

A un costo de 467 millones de dólares, Cano refirió que el único obstáculo que encontró fueron los tiempos de ejecución de la obra ya que las autoridades brasileñas querían que estuviera listo para los Juegos Olímpicos. “El VLT es un sistema que quita a los ómnibus contaminantes de las calles y está proyectado que para 2025 pueda trasladar hasta 350.000 pasajeros por día, pero para eso tiene que haber un cambio muy importante en el concepto de transporte de la ciudad”, sostuvo el ingeniero, de la firma Benito Roggio Transportes, ejecutora de la obra.

Consideró que en la Argentina “sería importantísimo, tal como ocurre en Barcelona, París o Dubai incorporar los VLT al sistema de transporte. Por ejemplo, en vez del metrobús que hay en la 9 de Julio se podría haber hecho este transporte sobre rieles, mucho menos contaminante y más seguro”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-301483-2016-06-11.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada